La tendencia de los usos y costumbres no ha cambiado, sólo se ha modificado


El reciclaje no es una moda, se viene dando desde hace cientos de años, la historia

nos dice que en algunos países se llevaban a cabo diferentes actividades relacionas

con reciclar y reutilizar productos u otro tipo de cosas que la gente o las empresas ya

no le veían un uso dentro de sus actividades.


Esto me recuerda una tendencia familiar en la que siendo yo el tercer integrante de un

equipo de cuatro hermanos, (imaginen el estilo de ropa que me tocada). Mi madre

sobre todo era una experta en reciclar la ropa de mis hermanos mayores, unos arreglos

por aquí otros por allá y listo, ya tenía una playera nueva o un pantalón listo para usar.

Las prendas nuevas podían esperar.



Hablar de reciclaje nos viene a la mente encontrar un artículo de la casa o negocio que ya no queremos y lo primero que hacemos es pensar en tirarlo a la basura. Es en estos momentos el reciclaje hace presencia; existe un dicho popular que dice “lo que para uno es basura, para otros es dulzura”, así es, existen empresas desde que se tiene historia se han dedicado a transformar o reutilizar todo aquello que ya no sirve para un primer proceso, como ejemplo, el fierro, el papel, los plásticos, las telas, hasta el excremento de las vacas es reutilizable, pero sobre todo se puede vender o intercambiar.


En la actualidad, podemos mencionar que se ha puesto de moda, por decirlo en

palabras bonitas, la tendencia a encontrar soluciones que nos permitan encontrar las

acciones necesarias para dar un segundo o tercer uso a los desechos que se tiran o ya

no son parte de las actividades dentro de los procesos de las empresas y de las

actividades cotidianas dentro de las familias.


Para ello nace la regla de las tres R, esta idea consta de tres pasos básicos para disminuir la producción de residuos y así contribuir a la protección y conservación del medio ambiente. Las tres R son Reducir, Reutilizar y Reciclar, su objetivo principal es el de cambiar los hábitos de consumo donde todos como sociedad y empresas seamos más responsables.

El tema es muy extenso y verdaderamente interesante, uno de los beneficios más

importantes dentro del mundo de la utilización de las tres R es el beneficio económico,

ya que los residuos pueden ser vendidos a empresas que los reciclan, ahorrando

costos en la compra de materias primas, en los hogares aun mayor es el ahorro, ya que

se pueden reutilizar todas las prendas que van quedando guardadas en los

guardarropas y bien pueden ser reutilizados ya sea dentro del mismo núcleo familiar o

bien intercambiando las prendas de vestir de excelente estado entre conocidos o como

negocio. Por supuesto, se pueden elaborar o vender a precios accesibles a otras

familias como pueden ser sillas, mesas, lámparas, floreros, etc. Y por no ser menos

importante como sociedad incrementamos o hacemos crecer la responsabilidad con el

ambiente.



Para cerrar este artículo les puedo comentar que la mayoría de la ropa que utilice

siendo menor de edad me la proporcionaron mis hermanos mayores, o mis primos. Fue

una etapa muy alegre e intensa. Sobre todo, porque no podía faltar la playera de

nuestro equipo de futbol favorito.


Si quieres conocer más del tema no dudes en visitar nuestra página web o nos puedes

encontrar en las redes sociales.


Te mando un saludo

Franco Perna

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo